jueves, 13 de octubre de 2011

Clases C y D gastan más en esparcimiento, cultura y enseñanza

Fuente: Estudio de la empresa de investigación de mercados CCR,

La canasta básica de consumo familiar se ha elevado de S/. 1,678 en el 2008 a S/. 2,112 en el presente año.

 Según un estudio realizado por la empresa de investigación de mercados CCR, los niveles socioeconómicos C y D de Lima Metropolitana están reorientando sus hábitos de consumo. Así, vienen gastando más en esparcimiento, cultura y enseñanza. El gasto en estos sectores viene creciendo a un ritmo del 69%, básicamente por el pago de pensiones universitarias, servicios de televisión por cable y por salidas al cine.

 Se explicó que un factor determinante para este cambio de hábito es el que la canasta básica de consumo familiar de este importante porcentaje de la población se haya incrementado en 26% en los últimos años, de S/. 1678 en el 2008 a S/. 2112 en el 2011.

 El gerente comercial de CCR, Dietrich Zapff, señaló que en el ámbito del entretenimiento se ve un incremento del 62% en lo que respecta a comer fuera de casa, seguido de un 42% dedicado al tiempo personal, un 21% para salidas al cine y compra y/o alquiler de películas, un 20% va para hobbies como salir a bailar y un 11% de crecimiento en lo concerniente a ir de compras y juegos mecánicos”.
Precisó que dentro de los productos que han ganado mayor presencia en esta canasta básica de consumo está el incremento en el consumo de pollo a la brasa, sándwich, bebidas y jugos, así como consumo de carne de pavo, cereales procesados y comida para mascotas.

 En transporte y comunicaciones, el especialista sostuvo que se registra un crecimiento de 33%, viéndose un aumento en los viajes en automóviles propios y pasajes, tanto aéreos como terrestres, así como en la compra de equipos de telefonía móvil, acceso a internet y telefonía celular.

 Zapff sostuvo que dentro del comportamiento de este tipo de consumidor se apreció que salieron de esta canasta básica el consumo de pan integral, pata de res, champagne, la compra de revistas y la utilización de kerosene. Mientras que disminuyó la adquisición de periódicos, diccionarios, telefonía pública y compra de azúcar blanca.

 Respecto al ingreso nominal de los sectores C y D de Lima Metropolitana, el estudio reveló que el 27% de encuestados no logra cubrir sus gastos con sus ingresos mensuales y solo un 36% declaró tener un excedente. De estos excedentes el 50% está destinado al gasto, mientras que el otro 50% se destina al ahorro.

 En tal sentido, los encuestados explicaron que el 45% de estos excedentes está destinado a ser un respaldo para imprevistos, 13% va para estudios adicionales como idiomas o talleres, otro 13% va para ropa y calzado, 11% para una mejor alimentación (carne, embutidos y lácteos), otro 10% va para entretenimiento y solo un 7% se destina a ser ahorrado para comprar un bien mayor.
Este informe fue presentado en el marco del Sexto Encuentro de Consumo Masivo organizado por ESAN y CRR, evento de marketing que reunió las inquietudes y aportes de un consejo consultivo de empresas líderes del Perú.

El dato
Hasta agosto de este año el nivel C creció a 34.9% del total de la población, cuando hasta el año 2009 y 2005 se encontraban en 31.8% y 31.7% respectivamente. Mientras que el sector D se mantiene en las mismas proporciones del año 2005, representando hoy en día al 31.3% de nuestra población en Lima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Suscribete a nuestro e-group de marketing

VISITAS